⚠️   Este sitio web utiliza tecnologías no soportadas por tu navegador.

Por favor, actualiza tu navegador o utiliza uno distinto para acceder.

El boom del delivery en Barcelona

No es nuevo el boom que está habiendo en Barcelona, en España o en general en toda Europa con los pedidos de comida a domicilio. Se trata de una evolución progresiva de muchos muchos años, que en los últimos meses ha sufrido el empujón que necesitaba para terminar de consolidarse como una forma de consumo normalizada.

A día de hoy, el delivery en España supone prácticamente el 20% de la facturación del sector. Kumanà forma parte de ese porcentaje, ya que nuestro modelo de negocio es a día de hoy puramente delivery o take away. Formamos parte de esta revolución gastronómica que tiene diferentes orígenes.

Cambio de cultura

Por un lado, es evidente el cambio de paradigma cultural que ha habido en la sociedad. Lo que hace tiempo veíamos en películas estadounidenses ha pasado a formar parte de nuestro día a día. Como en tantas otras cosas, a día de hoy cuando queremos algo, lo queremos rápido y bien hecho. Como nuestras arepas 😀

Y es que gracias a avances técnicos como las aplicaciones de reparto que facilitan la logística, se ha podido reducir el tiempo de entrega, lo que implica mantener el calor del producto y toda su sabrosura. Entre estos avances técnicos no hay que olvidarse de las plataformas de streaming. ¿Qué sería de un viernes de chill sin manta, Netflix y comida a domicilio?

Kumanà es fruto de ese cambio de tendencia y es que la crew que estamos detrás de este proyecto también disfrutamos pidiendo y descubriendo restaurantes en Barcelona. Creemos en lo que hacemos, en nuestro producto y en nuestra manera de ver las cosas.

Delivery es sinónimo de calidad

Con el delivery pasa como con los tatuajes, los Boomers piensan que son cosas de gente rara y de baja estofa. Y es que el término se ha pervertido con el uso y equiparación de fast food a mala calidad. Pero desde ya podemos decir que delivery es sinónimo de calidad.

La mayor cultura gastronómica de la sociedad y el aumento de la demanda ha propiciado el crecimiento de restaurantes de calidad que apuestan por el reparto. Para diferenciarse de lo que decíamos anteriormente, se han creado tendencias como el fast casual o el slow cooking/fast delivery para mostrar que una cosa no compite con la otra. En Kumanà estamos 100% en ese rollo.

De hecho, la elaboración de nuestro producto es lenta, como lo demuestran las 12 horas que son necesarias para marinar el pavo de nuestra Reina Paveada; o los largos tiempos de cocción para desmechar nuestro pulled pork que rellena nuestra arepa Dulcinea.

Acelerón forzado por el COVID

Por último, como hemos visto en estos últimos tiempos, nada se ha salvado de verse influenciado por el Covid. La pandemia ha sido lo que finalmente ha convencido de pedir a personas que antes no eran target y no consumían comida a domicilio. Esa obligación inicial ha hecho verles los beneficios de esta manera de consumir, como así demuestra la estabilización de los pedidos a lo largo de los meses.

Seguro que toda esta reflexión te ha abierto el apetito. ¡Deja de leer nuestro blog y pide unas arepas!